Leyenda del origen de los MAKUNAIMA

Mitología: PEMÓN

ETNIA: CARIBE.

 
 

 

Al inicio de todos los tiempos el sol, WEI, era un hombre solitario y ninguna mujer había en aquellos parajes.Un día, WEI

Un día, WEI vislumbró  en un pozo de agua cristalina a una bellísima  y muy pequeñita mujer, de largos cabellos que jugueteaba dentro del agua, y WEI  la agarró por la melena  para desposarla; pero ella evadió el asunto ofreciéndole que

 
 

enviaría a otra mujer para que fuese su compañera. Y así lo hizo. Más, cuando wei envió a esa india  al río a buscar agua, ella se reblandeció poco a poco hasta convertirse  en un pocito de agua.

La segunda mujer que le envió TUENKARON, era negrísima y esta tampoco resultó, porque cuando estaba haciendo fuego, el calor la fue derritiendo  hasta convertirse en un montoncito de cera negra.

A estas alturas WEI estaba furioso con TUENKARON   a quién amenazó- Voy a secar todo el pozo donde tú estas, porque mucho me estas engañando- ella trató de calmarlo  diciéndole- ¡espera, espera! te voy a mandar una tercera mujer que es de verdad verdad.

Esta tercera mujer resultó ser tan rojiza  como el lecho  de la quebrada de jaspe; al verla WEI pensó – la voy a poner a prueba – y la mandó hacer varias cosas. Entonces se dio cuenta  de que no se ablandaba  ni se derretía y fue cuando comenzó a enamorarla.

Tiempo después se realizó el casamiento  y mucha fiesta hicieron  para celebrar aquella amorosa unión, de la cual nacieron  cinco hijos: Meriwarek, chiwadapuen, Araguadapuen, Arukari y Chiké. Esa es la historia de la descendencia  de los pemón. Y por ellos dicen , “nosotros somos hijos del sol”

Así cuentan los abuelos de antes.

Es todo.