WUI WUI  PANTONÜ

CUENTO DEL PAJARO WUI-WUI

Hace añales mientras amanecía en la sabana, un niño muy pequeño llora y llora, pero su madre que ocupadísima estaba no le hacia ningún caso, a pesar de los consejos de la abuela del niño.

- ¡atiéndelo, atiéndelo! hija – y ella nada, trabaja que trabaja. Así muchas horas de llanto pasaban -¡hija atiéndelo!  Pues sino, se convertirá en otra cosa; - y así  sucedió

Una vez cuando clareaba, se vio un  mínimo escándalo, un plumerío multicolor  salía de la piel del niño, quien se fue transformando en un bellísimo pajarito. Y alzó  vuelo   perdiéndose entre los árboles. Al ver esto, la madre desesperada  le grita ¡regresa, regresa! hijo mío- mientras la abuela del niño  le decía- te dije, te dije que lo atendieras  y ningún caso me hiciste – Todo pasó por la desobediencia.

Desde entonces  revoloteando va él, haciendo sentir su canto  en tepuyes y sabanales  por toda la eternidad, Wui-Wui lo llaman.

Así cuentan los abuelos de antes.

Así sucedió.

Es todo